0

Platero, lindo Platero

fotos

Recuerdo de adolescente leer a Platero y yo y no lo disfruté. Ahora con el tiempo me he dado cuenta, de lo importante que es compartir una lectura con alguien, dialogarla, sentirla a la vez. Creo que la leí sola en mi habitación, sin ningún comentario al respecto, eso sí, me imagino que tendría que presentar un trabajo sobre este libro. Sin más.

Que suerte la mía el  haber descubierto este año  a Juan Ramón y su burrillo de la mano de mis alumnos, con cada uno de ellos. Nunca podríamos imaginar que nos iban a sentir  tantas cosas, con Platero y Juan Ramón  hemos aprendido a ver la vida más despacio, a saborear cada momento, a sentirte la persona más feliz del mundo acompañado de un gran amigo, de un fiel animalillo, a sentir la poesía en cada recodo del libro, a la vuelta de cada página. ¡Que belleza! Gracias a los dos por ayudarnos a crecer, por recordarnos que lo que te hace feliz son las pequeñas cosas.

Concha López Narvaéz

 

La escritora Concha Lopez Narvaez nos visitó después de leer su adaptación de Platero y yo y fue una visita muy especial. Nos dedicó  una tarde llena de cariño, aventuras y ternura, no podía ser menos viniendo  de ella.

Padres, profesores y alumnos de primaria  le dedicamos un homenaje donde leímos fragmentos del libro, recitamos poesías de Juan Ramón, profesores tocaron y cantaron un bolero dedicado a él, y los alumnos de 5º y 6º nos emocionaron con sus poemas, inventado, escritos y recitados por ellos. Aquí alguno de ellos.

foto2

foto4

 

foto3

0

Mujer, linda mujer.

Para todas las mujeres del mundo dedico este poema de ALFONSINA STORNI, una gran poeta.

 

¿Qué diría?
(De El dulce daño, 1918)

¿Qué diría la gente, recortada y vacía,
Si un día fortuito , por ultra fantasía,
Me tiñera el cabello de plateado y violeta,
Usara peplo griego, cambiara la peineta
Por cintillo de flores: miosotis o jazmines,
Cantara por las calles al compás de violines,
O dijera mi verso recorriendo las plazas
Libertado mi gusto de mortales mordazas?

¿Irían a mirarme cubriendo las aceras?
¿Me quemarían como quemaron hechiceras?
¿Campanas tocarían para llamar a misa?

En verdad que pensarlo me da un poco de risa.

El aula intercultural nos ofrece todos estos recursos para que podamos trabajar los Derechos humanos, mujer e inmigración, hacia una educación intercultural en el aula. Recursos